PREOCUPACIÓN SOBRE LEY DE AGUA EN MÉXICO.

Coordinadora Nacional Agua para Todos Agua para la Vida

 

A: Dra. Blanca Jiménez Cisneros, Directora General de la Comisión Nacional del Agua 
De: El Barzon-Yucatán y la AC. Chan Tza Can]

Estimada Dra. Jiménez,

En nuestra calidad de integrantes de la Coordinadora Nacional Agua para Tod@s, Agua para la Vida, escribimos para expresar nuestra preocupación por el proceso a través del cual usted está elaborando una Iniciativa de Ley General de Aguas (LGA) que pretende sea presentada por el Ejecutivo Federal.

Con el respeto a su función, Urge recordarle, Directora General de la Conagua, que su principal responsabilidad es con el pueblo de México, y no con los grandes intereses que ven al agua como mercancía y buscan lucrar con un servicio público y un bien común.

Específicamente mencionamos:

  1. El hecho de que usted haya determinado que sus seminarios para la LGA incluirán siempre: Dos representantes del Consejo Coordinador Empresarial (incluyendo el ex CEO de Coca Cola); tres de las élites que controlan las gigantescas concesiones e infraestructura para uso agrícola (ANUR, AMEXUR, FENAC); y uno de la Asociación Nacional de EMPRESAS de Agua y Saneamiento (ANEAS); sin contemplar la participación permanente de representantes de pueblos indígenas, sistemas comunitarios, comunidades urbanas y rurales sin acceso, núcleos agrarios, afectados por la contaminación o investigadores.
  2. El hecho de que usted haya contratado para elaborar su Iniciativa de Ley General de Aguas a la consultora que hasta ese momento estaba bajo contrato con el Consejo Coordinador Empresarial para elaborar una iniciativa favorable a sus intereses.

La Constitución, los instrumentos internacionales de derechos humanos firmados por México y la 4T exigen que, en vez de poner en primer lugar a los principales beneficiarios de una política hídrica fallida, usted priorice a los que han enfrentado su costo, buscando soluciones a la falta de acceso, la contaminación, el despojo, la corrupción y la impunidad.

Agradeciendo su atención, esperamos congruencia.

 

Por: Jesús Solís Alpuche

 

scroll to top